Home EMILIO MARÍA TERÁN

EMILIO MARÍA TERÁN

HISTORIA

La parroquia de Emilio María Terán, se encuentra ubicada en la parte suroccidental del cantón Santiago de Píllaro en la provincia de Tungurahua, este territorio parroquial está asentado en las estribaciones de los Llanganates, cuyo nombre se deriva de la voz quichua Llanganati o CERRO HERMOSO, geográficamente corresponde a las coordenadas territoriales 1º, 12’, 00” de latitud sur y 78º, 29’, 00” de longitud, su temperatura promedio está entre   12 y 24° C.

Se construyó el 03 de mayo de 1937, inicialmente se la conocía con el nombre de Rumipamba, luego se pretendió designarle el nombre de “San Rafael”, desistiendo de ello para finalmente, los pobladores iniciadores de la nueva nominación parroquial, asignarle el nombre del Ilustre Sr. Emilio María Terán, nacido en la Latacunga y bautizado el 4 de Enero de 1863, hijo legítimo de Emilio Terán Robalino, dueño de la hacienda «La Florida» cercana a Píllaro, en la Provincia del Tungurahua, criado y educado en las primeras letras en Píllaro, aficionado desde pequeño a las artes.

La parroquia Emilio María Terán se encentra a una altitud aproximada de 2481 a 2726 metros sobre el nivel del mar y una extensión territorial de 19.78 kilómetros cuadrados, con una superficie total que representa el 4% del cantón.

Emilio María Terán se encuentra a 8.5 kilómetros y 10 minutos del centro cantonal (Píllaro), y a aproximadamente 21 kilómetros y 1 hora de la capital provincial (Ambato).

Lincografia: https://gademiliomariateran.gob.ec/parroquia/rese%C3%B1ahist%C3%B3rica.html

Himno

Escrito por: ADRIANO DE JESÚS SÁNCHEZ GUANOPATIN

Compuesto por: DAVID FLORES GALLEGOS.

CORO

TRIBUTEMOS UN CORO ARMONIOSO,

QUE NO CESE EL CANTAR SACROSANTO;

SOLO DIOS NOS DA FUERZA EN LA IDEA

A TERAN EN SU IMPULSO QUE CREA.

ESTROFAS

I

Oh, Terán, que cual cóndor surgiste

Solo Dios te da la fuerza en la lucha:

Que en tu tierra, tan solo se escucha

Al obrero que a diario resiste.

II

Somos hijos de valle de piedra,

Procurando el continuo adelanto;

Reflejados del alma de Emilio,

Que dan lustre y prestigio a esta tierra.